Sistema de Gestion Ambiental ISO 14001

Sistema de Gestion Ambiental ISO 14001

Medio Ambiente

Con este compromiso queremos  garantizar el cumplimiento de la legislación ambiental y la mejora continua en el desempeño ambiental.

En cada contrato, centro o servicio, se identifican y evalúan los aspectos ambientales derivados de su actividad, aplicando criterios de evaluación específicos para las distintas actividades. También se evalúan las potenciales situaciones de emergencia con posibles daños al entorno asociados.

Actuaciones Ambientales

ARCOIN  presta especial atención, en sus distintas líneas de negocio, a las siguientes ACTUACIONES AMBIENTALES:

  • Segregar, almacenar y gestionar adecuadamente los residuos, y en particular los peligrosos y sanitarios.
  • Minimizar o reutilizar los residuos inertes y otros como madera, metales o plásticos, depositando en vertedero la menor cantidad posible.
  • Reducir la generación de residuos peligrosos y asimilables a urbanos, mediante la reutilización, la compra a granel o el uso de grandes envases.
  • Gestionar de manera racional los recursos naturales como energía o materias primas. Utilizar preferentemente sustancias no nocivas o con menor peligrosidad.
  • Procurar prevenir la contaminación de las aguas y el suelo, controlando la composición de los vertidos líquidos y corrigiendo sus parámetros hasta niveles no peligrosos.
  • Procurar reducir la erosión y degradación del suelo, protegiendo su calidad y evitando la compactación, la contaminación por sustancias peligrosas y la pérdida de fertilidad por deterioro o eliminación de la capa vegetal.
  • Procurar reducir la contaminación atmosférica mediante el control de la emisión de polvo y partículas del transporte, la circulación o la combustión de equipos.
  • Procurar disminuir las molestias generadas por el ruido, las vibraciones o las emisiones de luz al entorno social, la vegetación y la fauna, que pueden dar lugar a estrés, cambios de comportamiento, dolencias fisiológicas, etc.
  • Controlar las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera en los centros de combustión significativos, procurando introducir medidas para reducir las concentraciones emitidas o sus efectos en la flora, la fauna o el entorno social.
  • Controlar las actividades para reducir las afecciones a flora y fauna, así como a la biodiversidad, especialmente durante la tala, el desbroce, la creación de accesos y las voladuras.
  • Realizar un seguimiento de las afecciones de la flora, la fauna y la biodiversidad; procurar la conservación del entorno y en caso de espacios degradados promover su restauración y rehabilitación.
  • Controlar las actividades para evitar o minimizar los daños al Patrimonio Histórico Artístico y/o Arqueológico, así como a Especies Protegidas de flora y fauna, Lugares de Interés Comunitario, Parques Naturales y otros espacios sujetos a protección.

Estas actuaciones son consideradas de máxima relevancia, en cada una de las actividades, según su grado de aplicación.

En cualquier caso, se deberán conocer las posibles situaciones de emergencia y los  aspectos ambientales que pudieran derivarse, disponer las medidas preventivas y/o minimizadoras necesarias y aplicar las medidas correctivas, cuando concurra la emergencia.

La aplicación de estos principios se deberá realizar dentro de límites viables, tanto técnicos como económicos.